Antes de nacer…

Antes de nacer…

Embarazada leía, escuchaba música clásica, bailaba y estaba todo el día hablando con mi guatita, algunas veces pensé que lo tenía mareado tanto que le hablaba jajajaja!

Mi embarazo fue maravilloso, cada minuto fue feliz, a los cuatro meses lo único que quería era que me creciera la panza y que agrado era no esconder la guatita y sentirse orgullosa de ella!!! Eso es porque siempre las mujeres queremos vernos delgadas y si es necesario pasamos todo el día con la guata hundida con el fin de vernos más delgadas, pero embarazada no!!! Es el momento de sentirse feliz de tener dentro esa cosita que iba creciendo cada día. Recuerdo que bajé una aplicación donde cada semana era una fruta o un alimento diferente.   De un grano de arroz a una sandía!

Lo único que no hice fue ver videos de partos y trate de no poner atención a las experiencias de las otras mujeres que a veces sin querer te cuentan las peores historias de terror sobre el momento que dieron a luz.

La historia del nacimiento se las contaré más adelante, pero fue todo maravilloso!

Y lo último, es contarles que si sirvió conversar con él durante el embarazo tengo un hijo mágico, tal cual le dije que quería que fuera.

La Cigüeña Loca.

About the author

Comments (1)

Que linda historia, me sentí identificada!!! que nostalgia me dio leer el post.
Saludos!

Leave Your Comment