Blog

Embarazada leí todo lo relacionado con la lactancia materna, lo que había y lo que no había que hacer, posiciones, comentarios, recetas, todo! Sinceramente me sentía lista para ponerme al niño en la pechuga y comenzar!

Pero bueno, no fue así… lamentablemente no tuve leche lo intente de todas las formas habidas y por haber y nada. Cuando mi hijo nació no quiso tomar leche, en la clínica me enseñaron, pero él no se agarraba, para mí fue lo más traumante del parto, tener a mi hijo y no poder alimentarlo me partía el alma, más aún cuando él nació en el famoso mes de la lactancia materna… mientras todos hablaban de lo hermoso que era y del vínculo que se desarrollaba, yo lloraba en silencio con un extractor tratando de sacar algo para que mi hijo fuera fuerte. Así pasaba más de 3 horas al día sentada pacientemente con una maquinita para extraer entre 30 y 50 cc al día.

Recuerdo que tome agüita de palitos de higuera, avena, cerveza, todo lo que me decían, lo que leía y no pasaba nada.

Cómo soy obsesiva con los temas que me importan llamé a una clínica de lactancia para que fuera ayudarme a mi propia casa, tranquila y en mi ambiente. Así llegó una enfermera con una pesa, unas jeringas y unas sondas y me enseñó el método que consistía en poner una sonda conectada a una jeringa con leche adherida a mi pechuga con el fin de que mi hijo succionara y pensara que si le salía leche. Bueno cada toma, es decir cada tres horas yo pacientemente acudía al método y trataba…quedaba toda sucia, el niño lloraba y yo lloraba con el….mientras tanto el mes de la lactancia seguía y todos hablaban de las bondades de la leche materna!

Finalmente el método no resulto y dejé la jeringa y las sondas y continúe con mis largas horas de extracción y alimentando a mi hijo con leche de fórmula.

Cada mamadera que le preparaba, me embargaba una pena terrible, además de sentirme mala madre por no alimentar a mi hijo con leche materna.

A los tres meses empezó con un problema a su guatitia y fue diagnosticado con alergia la proteína de la leche de vaca, ahí me sentimiento de culpa superó todo lo conocido, o sea además de no darle leche, la leche de tarro le hacía mal!

El pediatra me dice tranquila hay solución! Una formula especial con la proteína de la leche hidrolizada, con eso el tema estaría listo y bueno yo seguía dándole los escasos cc de leche materna que me sacaba así que yo también comencé con una dieta alimentaría que prohibía todo indicio de leche. Los doctores me decían que la leche materna era tan importante que aunque fueran unos pocos cc contribuirían a su buen desarrollo. Ante eso seguía con el extractor pasando más de tres horas al día…

Un día conversando del tema con una prima me di cuenta que no era la única que había pasado por esto, es decir no estaba sola! Había más mamás angustiadas, sintiéndose culpable y haciendo lo imposible para alimentar a su hijo.

En fin… luego de meses comprendí que la maternidad no es como la ves en las revistas, hay veces que las cosas no son como las planeamos y ante ese escenario hay que adaptarse.

La Cigüeña Loca.

1

Una muy querida amiga me dice que su hora mágica es cuando sus dos niños pequeños se duermen, encontré tan sabias sus palabras! Esa es la hora en que puedes hacer lo que quieras o pensar en hacerlas y quedarte dormida!

El día de una mamá comienza muy temprano o muy de madrugada o muchas veces pasas la noche en vela esperando que se duerma. El cansancio no se soporta, tienes ojeras, estas pálida, tienes sueño, pero tu guagua te mira, te sonríe y todo se olvida!

Recuerdo que antes que naciera pensaba, que haré, como lo voy a tomar, mudar, dar leche… todo lo que imaginé no pasó… cuando nació el instinto nació con él. En ese minuto supe todo lo que él necesitaba. A mi marido le pasó lo mismo, un tema inexplicable que nació como arte de magia cuando lo tuvo en sus brazos en la sala de parto, sus ojos brillaron, se miraron y desde ese día él no volvió a ser el mismo. Bueno creo que ninguno de los ya somos los mismos… ahora somos tres, antes que todo está esa pequeña persona que llena nuestra vida, nuestros espacios y que nos hizo comprender que la vida es maravillosa.

Pero, el cansancio de igual forma está presente, muchas veces me siento muy culpable de sentirme cansada, de tener ganas de dormir o hacer las cosas que hacía antes, ahora sé que es un sentimiento que todas las mamás hemos sentido y que no tiene nada de malo, más que todo la vida nos cambió, nuestros horarios cambiaron, ahora una pequeña personita depende de nosotras.

La maternidad es una maravillosa experiencia, sentir que alguien te ama de manera incondicional ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida, pero también he tenido ganas de salir corriendo sobre todo los primeros meses cuando no paraba de llorar o no se dormía…. En esos momentos es primordial tener el apoyo de la familia ya sea para que te den una mano o bien para que te escuchen. Los domingos en la noche me embargaba una gran angustia al pensar que al día siguiente estaría sin marido, es decir sola con mi hijo, todo el día estaba dando papa, cambiando pañales, sacando chanchitos, lavando mamaderas y haciendo las cosas básicas de la casa. Cada tres horas lo mismo, muchas veces terminaba de lavar la mamadera y ya era la hora de la otra leche. Los días se me hacían repetitivos, muchas veces me sentí sola, angustiada y obviamente mala madre por estar sintiendo todo eso, después que el sueño de mi vida era ser mamá.

Las hormonas están revolucionadas muchas veces lloraba de la nada o por nada, pensaba en dormir y descansar. Así y todo mi vida era feliz, el me miraba y con eso todo lo malo se me olvidaba.

A los cuatro meses mi hijo comenzó a dormir toda la noche, momento en que pude descansar y pude sentirme mucho más aliviada, la hora mágica había llegado!

La Cigüeña Loca.

1

Embarazada leía, escuchaba música clásica, bailaba y estaba todo el día hablando con mi guatita, algunas veces pensé que lo tenía mareado tanto que le hablaba jajajaja!

Mi embarazo fue maravilloso, cada minuto fue feliz, a los cuatro meses lo único que quería era que me creciera la panza y que agrado era no esconder la guatita y sentirse orgullosa de ella!!! Eso es porque siempre las mujeres queremos vernos delgadas y si es necesario pasamos todo el día con la guata hundida con el fin de vernos más delgadas, pero embarazada no!!! Es el momento de sentirse feliz de tener dentro esa cosita que iba creciendo cada día. Recuerdo que bajé una aplicación donde cada semana era una fruta o un alimento diferente.   De un grano de arroz a una sandía!

Lo único que no hice fue ver videos de partos y trate de no poner atención a las experiencias de las otras mujeres que a veces sin querer te cuentan las peores historias de terror sobre el momento que dieron a luz.

La historia del nacimiento se las contaré más adelante, pero fue todo maravilloso!

Y lo último, es contarles que si sirvió conversar con él durante el embarazo tengo un hijo mágico, tal cual le dije que quería que fuera.

La Cigüeña Loca.

1

La idea de escribir en este espacio es compartir experiencias, inquietudes y todo lo que como papás queremos expresar.

Desde los 26 años que quería ser mamá, pero después de 11 años lo logre. Años que fueron llenos de cambios, en los que me preguntaba si era capaz de criar a alguien, de querer y amar, si era capaz de ser mamá… por otro lado buscar a un hombre que quisiera compartir mi sueño.

Pero el milagro llegó!

Estar embarazada fue una etapa maravillosa, aunque pasé sustos, estuve mucho tiempo en reposo y cuidándome para que todo saliera bien.

Mi hermoso príncipe nació, fue un momento mágico, lleno de luz y energías. Todos mis miedos desaparecieron. Como arte de magia supe todo lo que mi bebe necesitaba, ya no tenía miedo… solo quería estar con el abrazarlo y sentir que era parte de mí.

Los primeros días no fueron fáciles, pero con la ayuda de mi marido todo resultó bien, el apoyo de la familia en esos momentos es fundamental.

Las hormonas están muy desordenadas y puedes pasar de la risa al llanto. Muchas veces me sentí sola, los días y las noches eran eternas… a pesar de todo mi vida ya era maravillosa.

Mi príncipe me miraba, me sonreía y todas mis penas, cansancio y sueño desaparecían al ver su hermoso rostro lleno de luz.

La Cigüeña Loca, nace gracias a él. Cuando quedé embarazada quería que mi hijo tuviera lo mejor, pero los precios de las cosas que quería y que necesitaba eran altísimas, fue ahí donde nació la idea de traer productos de outlet de Estados Unidos, con el fin de que los papás podamos comprar a un valor mucho más bajo que las grandes tiendas.

Me gustaría que este blog fuera una instancia de compartir experiencias, datos e inquietudes. Las y los invito a postear, hagamos de este espacio un lugar de esparcimiento que nos ayude con esta linda aventura de ser papas! Los espero.

La Cigüeña Loca.

0